Movidos por el amor de Cristo, al servicio de la Iglesia que sufre

Información general

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) es una Fundación de derecho Pontificio, según lo previsto y establecido en el Derecho Canónico y dependiente de la Congregación para el Clero de Roma.

AIN lleva más de 60 años sirviendo a la Iglesia necesitada. El P. Werenfried van Straaten, un sacerdote premonstratense holandés al que el Papa Juan Pablo II calificó de “extraordinario apóstol de la caridad”, fundó AIN en 1947.

AIN no recibe subvenciones públicas ni oficiales, y depende exclusivamente de la generosidad de bienhechores particulares.

AIN tiene oficinas en 17 países y cuenta con más de 600.000 bienhechores particulares. A pesar de los diferentes nombres, según las lenguas de los países, se trata de una sola organización con una sede central internacional (ACN-International Head Office).

AIN apoya anualmente una media superior a 5.000 proyectos en más de 130 países.