Movidos por el amor de Cristo, al servicio de la Iglesia que sufre

Principios de acción

Catolicidad

Para recaudar fondos somos una única asociación de ayuda con muchas oficinas nacionales.
A la hora de administrar los fondos, atendemos a la Iglesia necesitada en todas las partes del mundo.

Servicio

En el trato con los solicitantes primamos la escucha atenta, el intercambio de información sincero y el respeto a la autoridad del obispo local.

Subsidiariedad

No queremos reemplazar con nuestras subvenciones los recursos solidarios locales, sino promoverlos y complementarlos.
Respecto a la obtención de fondos y las relaciones con los bienhechores, nuestras oficinas nacionales operan, en la medida de lo posible, por propia iniciativa.

Solidaridad eficaz

Nuestra organización en torno a una sede central común y un sistema administrativo centralizado nos permite alcanzar la máxima eficiencia para una familia internacional de bienhechores.