Movidos por el amor de Cristo, al servicio de la Iglesia que sufre

La buena conducta con los subsidios

  • Confirme la llegada del subsidio tan pronto como lo reciba, mencionando explícitamente la suma recibida (por ejemplo 500 EUR).
  • Indique siempre el número de referencia del proyecto del que se trata.
  • Emplee el subsidio expresamente para la finalidad para la que fue otorgado. Está indicada en el título del proyecto. Sólo la Comisión de Proyectos tiene autoridad para modificar una decisión.
  • Si tiene problemas inesperados para realizar su proyecto, avísenos de inmediato, enviando si es posible un informe provisional.
  • Una vez empleado el subsidio, envíenos un informe final descriptivo y económico. Debe ser enviado en original y firmado por correo postal para que nos sea posible clausurar debidamente este proyecto
  • Acompañe el informe con copias de recibos, contratos, escrituras, documentos de compra, etc.
  • Puede adjuntar una o dos fotografías que corroboren el correcto uso del donativo.

Al seguir estas reglas podemos cumplir los requisitos de la auditoría financiera, mantener nuestra condición de asociación de ayuda y así, si Dios quiere, poder atender las necesidades futuras de la Iglesia.