Movidos por el amor de Cristo, al servicio de la Iglesia que sufre

¡Gracias!

Querido amigo y bienhechor de Ayuda a la Iglesia Necesitada :

La sede internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada (Aid to the Church in Need) le agradece muy sinceramente su gesto tangible de solidaridad hacia la Iglesia que sufre y es perseguida. Podemos garantizarle que su generoso donativo será utilizado inmediatamente para ayudar allí donde la necesidad y el sufrimiento son mayores y los corazones están particularmente abiertos a recibir la Buena Nueva de la Salvación en Cristo.

Lamentablemente, desde esta sede internacional no podemos hacerle llegar los servicios de la atención personal al bienhechor. Sin embargo, Ud. puede mantenerse informado sobre nuestra Obra suscribiéndose a nuestro folleto informativo bimensual, el  BOLETÍN, o visitando regularmente las páginas de nuestras  Oficinas Nacionales.

Como miembro de nuestra familia de bienhechores, Ud. está presente en nuestras oraciones por la Iglesia que sufre, a la que podemos asistir gracias a su comprensión y generosidad. También sus intenciones son consideradas en la Santa Misa que celebramos en esta sede internacional de Königstein por el bien de todos los bienhechores y de los beneficiados.

Nos unimos a Ud. en la oración al Dios que nos creó, al Hijo que nos salvó y al Espíritu que nos santifica.

¡Qué la Santísima Madre de Dios le proteja de todo mal!